Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de diciembre, 2013

Navidad, los magos y el poder de los sueños

De las mil historias que se entrecruzan en Belén, año cero, a mi me gusta la de los magos de Oriente. Bueno, en realidad me gustan ellos, los magos, porque parecían observadores inquietos. Los magos de aquella época eran personas que miraban al cielo con atención buscando nuevas respuestas o buenas preguntas.

Y luego me gusta ver cómo daban valor a los sueños que tenían (eran tan buen equipo que todos tenían el mismo sueño). ¿Recordáis la historia? El rey Herodes les había hecho prometer que le dirían donde estaba el niño. Para matarlo, porque siempre ha habido sinvergüenzas que quieren dejarnos sin futuro. Pero cuenta el evangelista Mateo que los magos, avisados en sueños de que no volvieran a Herodes, se marcharon a su tierra por otro camino.

Así que no queda otra que soñar. Solo así encontramos el camino que lleva a casa, esquivando a los malvados.

Feliz Navidad.

La mirada sistémica

En la jornada de formación para Equipos Directivos (el programa SARE, organizado por Kristau Eskola y por la Fundación EDE) que tuvo lugar en Berriz el jueves pasado nos ocupó la mirada sistémica.

Me acordaba de aquella drectora que me decía que mal cuando le preguntaba qué tal le iba. Cada una de las cosas que hacía era juzgada con el rasero de la directora anterior, que ya no estaba. "Los que no están, están, empero", dijo Mario Benedetti.

Aprendí tres cosas: una, que cada elemento de un sistema tiene que ser reconocido, aunque no esté. Y que cuando se le invisibiliza, vuelve a aparecer, normalmente creando una disfunción.

Dos, que tengo que cuestionar mi mirada lineal a las cosas que pasan, la cartesiana, la que busca una o dos causas para el mismo efecto. Seguro que hay más.

Y tres, que no se puede entender el ciclo de desarrollo profesional desde una perspectiva individual, prescindiendo del entorno en el que tiene lugar.

Gracias Ander, Itziar, e Isabel.