Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2014

El sitio de los maestros

¿Cuál es el sitio del profesor en el Colegio? ¿El aula, el patio o la sala de profesores, o todos? ¿Y el del director (que, esté donde esté, y a juicio de muchos, "nunca está en su sitio")? ¿ No creéis que, más que en su despacho, el director debería estar en el aula, con otros profesores, o en el Ayuntamiento, o en la empresa de tornillos de enfrente de la escuela?

Pues si contestar a esto es difícil, más aún contestar a la pregunta por el lugar de los profesionales de la docencia en la sociedad. He leído que, para algunos, los maestros tienen que ser profesionales "de vanguardia".

Supongo que todo el mundo entiende lo que eso significa. Estar delante, abrir caminos, decir por dónde hay que ir (la cosa es a dónde).

...

Pienso en el fútbol (después de jugar un partido de Champions siendo del Athletic a ver en qué voy a pensar), y los que juegan en vanguardia son los delanteros. Los que meten goles. Hacen tanta falta que por ellos, en el fútbol de hoy, se pagan mill…

La velocidad (y el tocino)

Recuerdo que cuando apostamos por introducir en el Colegio un tercer idioma como lengua vehicular nos encontramos con muchas resistencias. Una, que compartían algunos padres y las maestras más veteranas, era que se retrasaría el momento en el que los niños aprenderían a leer. Argumentaban que el Centro estaba muy bien colocado en el ranking (no sé en qué ranking), y que éramos de las pocas escuelas en la que los niños pasaban a Primaria sabiendo leer.

También recuerdo que unos padres nos denunciaron porque, llegado el momento en que correspondía según el programa, los alumnos de cuarto de Primaria no habían "dado"el aparato excretor, y que la Administración Educativa movilizó dos inspectores durante muchas horas para encontrar la razón del desfase.

Dice Roger Schank, y tiene razón, que la velocidad no es un parámetro que deba influir en la educación. Que aprender haciendo es más lento que aprender memorizando, pero más seguro, porque al menos se aprende, y memorizando no se …

La memoria

En Geografía, las cosas de las que mejor me acuerdo son aquellas en las que menos memoria he aplicado. Gracias a mi afición al fútbol y a coleccionar cromos recuerdo que Cieza está en Murcia (allí nació Camacho), que Mollerussa está en Lleida (llegaron a jugar en Segunda), que La Carolina está en Jaén (allá hay una peña del Athletic), que Alcázar de San Juan está en Ciudad Real (Manolo Delgado es un bilbaíno que nació allí, y que llegó a ser preparador físico de la selección española), que Andoain está en Gipuzkoa (allí nació Esnaola), que los mejores jugadores franceses, como Tresor, no habían nacido en la Francia continental sino en territorios que tenían que ver con ella, como Guadalupe (era su caso), Martinica o la Guayana Francesa, que Hamburgo (con Keegan fueron un equipazo) es el puerto más importante del norte de Europa, que Goteborg (hicieron historia ganando dos Copas de la UEFA) está en Suecia, que el Turín de Platini y el Milan de Capello representaban en Italia el norte p…

Enseñar en un colegio en como pintar la fachada de una casa enorme

Me gusta la manera en la que Peter Greene describe lo que es enseñar: como pintar la fachada de una casa enorme.

Nunca tienes pintura suficiente. Cuando llegas a alguna parte de la casa, resulta que la madera está estropeada y no se puede pintar directamente. Cada hora llega un supervisor y te pide que bajes de la escalera y le digas por qué no progresas con más rapidez. Algunos días, además, hace un tiempo terrible, y entonces, con todo tu arte, y tus habilidades y tu experiencia, haces lo que puedes. Luego vienen lo que saben más que tú y te dicen que trabajes sin escalera. También vienen los que te cogen parte de tu pintura para asegurarse de que la pintura vale, y tú te quedas sin pintura. Y están también los que se presentan después de haber acabado el trabajo y dicen a los viandantes: "¿Ves lo bien que ha quedado esa parte? Pues es porque se han seguido mis instrucciones". Y están los que, una vez que el trabajo se ha completado, dicen: "Eh, te has dejado ese trozo…

tres minutos y medio de inspiración

No consigo entender por qué a los adolescentes le gusta tanto "El club de los poetas muertos". A mi me parece una película lenta, en la que todo pasa en escenarios oscuros, que pertenece a una época en la que ninguno de ellos han vivido y que representa a alumnos con uniforme victoriano y a profesores con corbata, tan lejos de la pinta de sus institutos multicolor.

A lo mejor les gusta porque habla de chavales enfrentados a sus padres, que les dan la educación pero les niegan los sueños, a ver cómo se come eso.

A lo mejor es porque habla de profes diferentes, que hacen cosas que nadie espera, como pedirte que arranques las páginas correspondientes a la introducción, con lo que cuestan los libros de texto.

En lo que a mí respecta, sólo por regalarme esa interpretación, sólo por inspirarme la idea de que los profesores podemos cambiar el mundo, empezando por cambiar lo que hacemos, Robin Williams merece el Óscar que Dios le estará entregando en estos momentos.