Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

Tres preguntas para el examen de conciencia docente

Ana Martínez Mendez, propone, desde Educación 3.0. algunas preguntas para que los maestros nos hagamos al acabar el día.

Una buena idea, que comparto. Ahí van las preguntas:

1ª) ¿Te has reído? (si no hay risas en la escuela...).

2ª) ¿Has hecho algo distinto a lo de todos los días? (para conseguir resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes, ¿no?).

3ª) Ese niño que tienes en clase, y que quiere ser maestro, ¿tendrá hoy más ganas de serlo?

Una razón apabullante para cambiar la escuela

De todas las razones que hay para cambiar la escuela (que ahora se aprende distinto, que muchas de las cosas que enseñamos estarán superadas por el simple paso del tiempo el miércoles que viene, que no se puede enseñar en analógico a la gente digital...) hay una que se impone de manera apabullante: que los vamos a matar de aburrimiento. 
      Recoge Jose Antonio Marina en su Libro Blanco cómo las investigaciones neurológicas de Rosalind Picard y sus colegas del MIT Media Lab muestran que la actividad del cerebro de los alumnos durante una clase magistral es más baja que cuando están dormidos. 
      (Así que va a resultar que cuando Casilda dormitaba con aquel ronquidito suave en mis clases de Economía era la de cerebro más activo. Qué razón tenía yo, sin saber, cuando pedía a sus compañeros que no la despertaran).